Asensio

Sin embargo, la titularidad de ambos llevó a tener entre dos y tres problemas que el Real Madrid, por la configuración y calidad de su plantilla, no debería permitirse. Uno es renunciar a Isco o Gareth Baleen el ataque. Dependiendo de cómo quiera resolver Zinedine Zidane la ecuación, el español y el galés dan al cuadro blanco un contexto de control absolutamente necesario para sostener en defensa la naturaleza de Kroos y Modric. Con Bale, el 4-3-3 ofrece un punto más de amenaza en transición y permite un escenario muy valioso a Carvajal y a Marcelo, que encuentran en el galés y en Cristiano Ronaldo dos socios de auténtico lujo en la posición de extremo en los ataques posicionales. Con Isco, el once blanco suma a un genio entre líneas que desestabiliza las marcas rivales y ofrece siempre una línea de pase vertical a Kroos y a Modric.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Pero el Real Madrid, alineando a Lucas Vázquez y Asensio, no sólo pierde eso, también se desvanece la figura de Casemiro como pivote defensivo si Zidane pretende mantener un acompañante para Cristiano en el ataque, y el brasileño ha demostrado sin lugar a la duda que es un argumento ganador en situaciones límite de la Copa de Europa La referencia del mediocentro blanco por detrás de la línea de la pelota hace menos arriesgado que Carvajal y Marcelo tengan esa libertad para fijar su posición arriba y después permitirles movimientos de todo tipo, sobre todo en el caso del brasileño, que acaba jugadas en zona de mediapunta, con el consiguiente riesgo que supone la pérdida. Su control de las transiciones rivales y, además, el plus que suma en juego aéreo para defender salidas directas o situaciones de balón parado provocan que su ausencia en el once en una final de Champions sería un lujo excesivo.
No cabe duda de que la estructura dominante del Real Madrid es con Lucas Vázquez y Asensio fuera de su once, lo que no resta un ápice al valor que ambos pueden tener en Kiev. De hecho, son dos jugadores de primer nivel que no estarán desactivados en términos de mentalidad cuando Zidane recite el once y no se vean entre los elegidos, lo que sin duda les da un valor añadido, y algo que permite al francés cambiar radicalmente el plan de partido o adaptarse a las necesidades que el guión vaya planteando. La figura de ambos, que podría resumirse diciendo que antes de que Lopetegui diera la lista de España para Rusia, todos esperaban que los dos estuvieran en ella, explica la enorme profundidad de la plantilla del Real Madrid, algo que teniendo en cuenta la debilidad del rival en ese sentido, puede acabar siendo determinante en Kiev.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El Real Madrid vivía un arranque de temporada realmente complicado. Después de arrasar al Barcelona en la Supercopa de España, la sanción a Cristiano Ronaldo y un irregular rendimiento en el campeonato liguero provocó que el curso blanco se tambalease desde el primer momento. Sin poder contar con Bale y sin funcionar el 4-3-1-2 que tan sólo unos meses antes parecía el clímax futbolístico de la obra de Zinedine Zidane después de la brillante segunda parte contra la Juventus en Cardiff, la aparición de Lucas Vázquez y Asensio como dupla pasó a resolver de forma, además muy vistosa, muchos de los problemas blancos.